¿Vale la pena montar una tienda en Facebook? ¡Compruebe aquí!

 

Vale la pena montar una tienda en Facebook?

Si usted está en duda si vale la pena montar una tienda en Facebook, este artículo seguramente va a aclarar algunos puntos importantes sobre este tipo de negocio.

Ahorrar tiempo, hacer las compras sin salir de casa, reducir los riesgos, aumentar el poder de negociación, intercambiar experiencias y mantener una relación cercana a las marcas. Estos son algunos beneficios que los internautas descubrieron con el Social Commerce.

Las redes sociales ampliaron las posibilidades de intercambios de informaciones e influencias, pues en ellas las personas hablan sobre sus intereses, los consumidores comparten sus compras, todos acceden a las opiniones sobre marcas y consejos sobre los productos. Todo ello ayuda en la toma de decisiones de compra.

El Social Commerce requiere que las marcas interactúen con sus consumidores de forma verdadera y natural, en el sentido de construir y profundizar relaciones. El éxito en el ambiente en línea está vinculado a la gestión de la relación empresa-consumidor que, cuando está bien administrada, aumenta la probabilidad de evaluaciones positivas, influenciando a clientes potenciales, resolviendo problemas y generando buena reputación.

Una de las ventajas del Socialismo Commerce es la creación de un ambiente favorable a los compradores para compartir información y recomendar productos y servicios entre sus contactos. Es una forma de aumentar la propensión de ventas, ya que son los propios consumidores que comparten información y experiencias con la marca.

Muchos son los nombres, pero el hecho es que la integración del comercio electrónico, con la mirada de Social Commerce, también conocido como S y el uso de las funcionalidades de Facebook potencian las acciones de fidelización, atención, divulgación y promoción de una marca junto a los clientes.

Este movimiento está generando una revolución en el consumo y el comportamiento de compras de las personas. Y las marcas-pequeñas o grandes-necesitan estar preparadas para acertar sus modelos de venta y actuar en un canal como Facebook, donde no tienen total control sobre las informaciones e interacciones.

Todavía hay dudas sobre la eficacia de la red para las ventas, pero recursos como promociones para fans y anuncios pueden ser probados antes de la creación o no de la F-Store.

Muchas las marcas ya tienen tiendas dentro de sus Páginas, pero en pocas es posible efectuar la transacción final dentro de la red. En algunos casos la “tienda en Facebook” no es más que una selección de ciertos productos, lo que limita el acceso del consumidor.

Pero también puede “aumentar la voluntad” del cliente para acceder al sitio y efectuar una compra, transformando la red en un medio de apoyo para la venta.

Social commerce es interacción

En la red social cualquier interacción con la marca y sus productos puede convertirse en una recomendación, que es uno de los elementos más importantes del Social Commerce.

Además, la propensión de un fan que navega en su “tienda en Facebook” disfrutar o recomendar un producto es mucho mayor, aumentando el potencial de viralización de la marca. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de los productos, se debe tener en cuenta que los precios de las materias primas, En este caso, grandes marcas que poseen amplia variedad de productos ofrecen a sus fans la posibilidad de crear una “tienda personal de la marca” con derecho a una comisión sobre las ventas cerradas.

No existe un modelo “más “correcto” o “menos arriesgado” y la decisión de tener o no una tienda en Facebook depende de diversos factores, entre ellos: tamaño de la empresa, credibilidad de la marca, buena gestión de la página, nivel de inversión, etc.

Es importante recordar que el trabajo en redes sociales es amplio y, aunque el objetivo principal es convertir ventas, la relación con el cliente siempre será el diferencial del canal y necesita ser bien trabajado antes, durante y después de la venta.

Ante este escenario la respuesta sobre si vale la pena montar una tienda en Facebook parece muy clara. Vale sí si la marca incorpora el concepto del F-commerce a su cultura.. Siempre informado suscribiéndose a nuestro Boletín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *